Comunicado Público Werken Daniel Melinao

A nuestro pueblo nación mapuche, a las comunidades en resistencia y a la opinión pública en general:

Lunes 17 de junio de 2013, por Comisión de Comunicaciones // Campaña por la Libertad de TODOS los Presos Políticos Mapuche

Yo, Daniel Melinao Melinao, werkén de la Comunidad Wente Winkul Mapu de Chequenco, secuestrado por el estado chileno en el penal de Angol, declaro lo siguiente:

Kiñe: A casi dos meses de mi encarcelamiento, y sin ninguna base real o mínimo indicio que pueda ligarme a la muerte del sargento Albornoz, reafirmo mi inocencia, tal como manifesté desde un primer momento, y en conjunto con nuestra Comunidad, prestamos toda la colaboración posible para el esclarecimiento de los hechos, ocurridos en uno de los innumerables ataques brutales que hemos debido padecer por parte de las fuerzas represivas. Sigue leyendo

Xenofobia en la campaña presidencial

Declaración Pública
 
La Corporación Colectivo Sin Fronteras, institución que trabaja desde el año 2003 por la promoción y protección de derechos de niños y niñas migrantes y sus familias, manifiesta a la opinión pública lo siguiente:
En el contexto de las campañas de las candidaturas a la Presidencia de la República, el candidato de la UDI, Pablo Longueira, ha declarado que en su eventual gobierno impulsara una ley que ponga límites a la población migrante en situación de “ilegalidad”, pues culpa a la población migrante de ocupar puestos laborales en desmedro de los trabajadores nacionales. También manifiesta su preocupación por el uso de la infraestructura de salud y educación, por parte de migrantes irregulares. Sigue leyendo

Corpus Christi (o “la noche de los alacranes”)

por Pedro Lemebel (Notas) el Sábado, 15 de junio de 2013 a la(s) 16:45

Tal vez, como espectáculo noticioso en la pasada dictadura, el suceso Corpus Christi, también llamado Operación Albania por la C.N.I, fue uno de los más repugnantes hechos que conmocionaron al país con su doble standard noticioso. Por una parte el periodismo cómplice de El Mercurio y Canal Trece, donde aparecía el reportero estrella junto a los cadáveres aún tibios, dando a entender que ese era el saldo de enfrentamientos entre la subversión armada y los aparatos de seguridad que protegían al país del extremismo. Por otro lado, el relato clandestino, en el chorreo achocolatado de la masacre, la parapléjica contorsión de los doce cuerpos, sorprendidos a mansalva, quemados de improviso por el crepitar de las ráfagas ardiendo la piel, en la toma por asalto del batallón que entró en las casas como una llamarada tumbando la puerta, quebrando las ventanas, en tropel de perros rabiosos, en jauría de hienas babeantes, en manada de coyotes ciegos por la orden de matar, descuartizar a balazos cualquier sombra, cualquier figura de hombre, niño o mujer herida, buscando a tientas la puerta trasera. Allí, cegada por el alfilerazo de pólvora en la sien, la niña aprendiz de guerrillera, parecía danzar clavada una y otra vez por el ardor caliente de la metraca. Más allá, el joven idealista, no alcanzó a beber de la taza en su mano, y cayó sobre la mesa hemorragiado de sangre y café que almidonaron su camisa blanca. Aún más blanca, en el ramalazo de crisantemos lacres que brotaron de su pecho.

Hiel y sangre condimentaron la sopa amarga de aquella noche. El gusto opaco del horror avinagró la cena en las casas de los doce acribillados. La madre de la colegiala llorando no creyó, el hermano del poblador dijo que había salido temprano sin decir nada, el padre del universitario no quiso hacer declaraciones, los vecinos comentaban en voz baja la horrible calamidad. Y todos los que entonces nadábamos a contracorriente en la lucha, sentimos nuevamente la rabia y luego la estocada del miedo, un miedo sin fondo, un miedo estomacal de presentir la sombra de los bototos bajo la puerta. Si eran capaces de aquello. Si habían planificado fríamente esa noche de lobos y cuchillos. Si cercaron los lugares, alertando a los vecinos que no se asomaran. Si a algunos los raptaron antes y después los hicieron aparecer fríos y desguañangados. Y a otros los esperaron tan excitados detrás de los postes aguardando. Acaso se repartieron las víctimas al verlas llegar, y a la orden de asalto no dudaron en bañarse sin piedad en esa borrachera espeluznante.

Y luego, después de rematar a los sobrevivientes con un tiro de gracia, se relajaron en ese silencio alfombrado de cadáveres, echándose a reír, palmoteándose las espaldas, felicitándose mutuamente por el éxito de la operación.

Quizás, después de aquello, el centenar de hombres chilenos, miembros de las Fuerzas Armadas y la C.N.I., un poco cansados volvieron a sus hogares, saludaron a su mujer y besaron a sus niños, y se sentaron a comer viendo las noticias. Si pudieron comer relajadamente y fueron capaces de eructar mirando la fila de bultos crispados desfilando en la pantalla. Si esa noche durmieron profundamente y sin pastillas, e incluso fornicaron con su mujer y en el minuto de acabar volvieron a matar eyaculando helado sobre los cuerpos yertos. Si esa noche de alacranes alguno de ellos engendró un hijo que en la actualidad ronda los once años. Si el chico va de la mano de ese ex C.N.I. cerca de la calle Pedro Donoso, Varas Mena o Villa Frei, y no sabe por qué su padre evita pasar por esas esquinas. Si hoy, nuevamente abierto el caso Operación Albania, alguno de ellos fue llamado a declarar, y antes de salir siente temor de mirar los ojos ciervos de ese niño preguntando. Si tiene temor, si por fin siente miedo. Que sea eso el comienzo del juicio en la inocencia interrogante como castigo interminable.
En memoria de Ignacio Valenzuela P, Patricio Acosta C, Julio Guerra O.,
Iván Henríquez G., Patricia Quiroz N., José Valenzuela L, Ricardo Rivera
S., Elizabeth Escobar M., Manuel Valencia C, Ester Cabrera H., Ricardo Silva S., Wilson Henríquez G.
Santiago, 15-16 de Junio 1987


AFP: un candidato… ¿puede mentir impunemente?

Escribe Luis Casado – 14/06/2013

Vamos al grano: se trata de Allamand, de Longueira y de Velasco. En el curso de los soporíficos y mediocres debates de primarias los tres sostuvieron que los sistemas de previsión solidarios están quebrados y que conviene fortalecer, reformar, regular o adaptar el escandaloso sistema de capitalización que administran las AFP.

Si los sistemas solidarios estuviesen quebrados… ¿cómo explicar que en Europa millones de asalariados salen a la calle a defenderlos y que la propia derecha francesa –por ejemplo– niega tener la intención de cambiarlo?

El sistema solidario de previsión, uno de los pilares del Pacto Social francés, sostiene desequilibrios financieros –eso es verdad– después de haber mantenido excedentes de los cuales se apropió el Estado para financiar otros gastos e inversiones en el marco de los presupuestos públicos. Sigue leyendo

AFP: la piedra angular del modelo concentrador de riqueza en Chile

Escriben Marco Kremerman y Simón Ballesteros

Actualmente, las AFP pagan cerca de 1 millón de pensiones (muchas de ellas apuntaladas vía aporte previsional solidario del Estado) y su monto promedio no supera los $ 180.000 por cada afiliado. Dentro de este millón, un poco más de 400 mil corresponden a las clásicas pensiones por vejez (desde los 60 años para las mujeres y 65 para los hombres) y su monto promedio apenas sobrepasa los $ 160.000. Finalmente, cerca de 290 mil pensiones por vejez se pagan bajo la modalidad de retiro programado, donde en vez de traspasar los fondos a una compañía de seguro y recibir una pensión bajo una renta vitalicia, el pensionado “decide” dejar sus ahorros en las AFP. En este caso el monto de la pensión promedio no supera los $ 115.000.

Por otro lado, el Consejero del Banco Central, Joaquín Vial ha señalado recientemente que el 60 % de los primeros cotizantes del sistema, si se jubilaran hoy, tendrían pensiones cercanas a los $ 150.000. Sigue leyendo

LAS LEYES DE AMARRE DE PIÑERA Y EL PARLAMENTO DE MICHELLE: INMINENTE AMENAZA A PUEBLOS INDÍGENAS

Como es sabido, la Constitución impuesta desde la Dictadura Militar, y bien administrada por las posteriores coaliciones gobernantes, suma a uno de sus vicios el incentivo de las LEYES DE AMARRE. Todos los gobiernos aprovechan el último año para aprobar leyes o dictar decretos de última hora, a veces incluso el último día de gobierno, como lo fue la Ley de Privatización del mar aprobada el 10 de marzo de 2010 por el gobierno de Bachelet[1].

 

Es el caso de Sebastián Piñera, quien en acuerdo con la Concertación, amenaza con aprobar CUATRO normas absolutamente violatorias de los derechos de los pueblos indígenas, pues la ley de pesca ya está aprobada. Si lo logra, será un Alianza Concertación 5 – Pueblos Indígenas 0. Pasamos a enumerar: Sigue leyendo

CORPUS CHRISTI JUNIO 2013 (ACTIVIDADES CONMEMORATIVAS)

VIERNES 14

ARCIS / 17:00 hrs / Calle Libertad 53 / Sala Fotografía / Metro ULA / Convoca: Familiares Corpus Christi – Coordinador Vida y Libertad – Brigada Jurídica Instituto DDHH Memoria y Ciudadanía Universidad Arcis.

SÁBADO 15

ALHUE / 12:00 Hrs / Calle Alhue / Las Condes / Subiendo por Colón. Convoca: Familia Ignacio Valenzuela Pohorecky

VILLA OLÍMPICA / 12 horas, Villa Olímpica, Homenaje a Julio Guerra (11 horas, reunión frente al Estadio Nacional por Grecia)

VARAS MENA / 16:00 hrs / MARCHA Santa Rosa-Departamental / 17:00 Acto Conmemorativo Varas Mena 417: “Ellos Viven en la organización del Pueblo”/ Convoca: Coordinador Corpus Christi

DOMINGO 16

PAC / 11:00 Hrs / Club Hípico con Teresa Vial / frente del “Elefante Blanco” / BICICLETADA FAMILIAR MANUEL VALENCIA / Convocan: Músico del PAC, Casa Víctor Jara, Señal 3 y Arboles en el Peladero.

PEDRO DONOSO / 17:00 Casa Pedro Donoso / Instalación simbólica y actividad solemne.

REGIONES

* VALPARAISO 15 JUNIO / desde las 16 horas Jornada de difusión en Plaza Victoria: palabras, vídeos, música, etc

* VIÑA 16 JUNIO / 11:00 horas/ Romería a la Tumba de Julio Guerra Olivares. Cementerio Sta Inés / Viña del mar

* LOTA 15 JUNIO (REGIÓN BIO-BIO) / 17:30 Hrs / Escuela Baldomero Lillo / Lota / Convoca: familiares, compañeros y amigos de RICARDO RIVERA SILVA

Profetas y Frenéticos

Escribe Daniel Pizarro.

Sucede de vez en cuando en las empresas (ruego disculpar la vaguedad con que me expreso) que llega un gerente nuevo cuyo sueldo y cuyas ambiciones le demandan traje de superhéroe. Viene para cambios superlativos. Si no para renovarlo todo, sí para levantar todo aquello que cojea o derechamente no camina. Viene avalado además por un proceso muy transparente de selección de personal a cargo de un head hunter, esas empresas especializadas en conseguir a los mejores ejecutivos, los más idóneos, y que prestan sus servicios de reclutamiento por unos pocos millones de pesos, no más de doce, pongamos. Lo que no demasiada gente gana en un año de trabajo.

Sucede a menudo que la llamada picardía del chileno le calza al supergerente, de entrada, uno o más sobrenombres. Puede que le digan “el Oruga”, por ejemplo, pensando en el aspecto físico. Una carita como de cuncuna, pero de esas cuncunas de montaña rusa que se ven en los juegos mecánicos de los balnearios, a las cuales dudamos subir más por miedo al descarrilamiento que por el vértigo de las curvas. Una carita entre inocente y diabólica. Sigue leyendo