“Piñera y la tesis del enemigo poderoso, la represión de Estado y las dictaduras”

#Señal3LaVictoria

Hace años, antes del “golpe de Estado”, los Departamentos de Inteligencia de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas realizaban estrictas operaciones sobre muchos militantes de partidos políticos, movimientos de izquierda chilena, dirigencias sindicales y activistas sociales. La ferviente agitación social y la popularidad creciente de Allende en el Chile de los ’70, incomodaba a las Fuerzas Armadas, sigilosamente los organismos de inteligencia continuaban los exhaustivos seguimientos y controles sobre los llamados sospechosos.

Agencia Uno

En octubre pasado, en pleno estallido social, producto de un hackeo a la red se liberaron múltiples archivos que mostraban con detalle, como la DIPOLCAR de Carabineros realizaba diligencias de inteligencia a personas principalmente ligadas a los movimientos sociales, dirigentes de comités de vivienda, líderes de movimientos políticos, activistas de dirigencias sindicales, inclusive personas particulares. Entre los informes, destacaban los que entregaban información sobre ceremonias o conmemoraciones a los DDHH, detallando nombres de participantes, horario, lugar, nexos entre presentes y todo antecedente considerado relevante por el informante.

¿Qué explicación lógica podría tener que la policía siguiera y considerara con potencial de peligrosidad a dirigentes y activistas del movimiento social?

Alejandro Castro, agitador e incansable activista y defensor social de Quintero, siempre fue activo y claro con sus convicciones, un luchador perseverante. “Consecuencia de la activación de las manifestaciones”, la represión y la persecución por las protestas, no demoró en llegar.

Luego de una seguidilla de manifestaciones, Alejandro fue encontrado muerto en una vía férrea en Valparaíso. La tesis en torno al hallazgo fue; “presunción de homicidio”.

El Ejército lograría imponer por sobre las otras ramas, una lectura institucional que tenía sobre los Partidos, Movimientos, militantes y dirigentes sociales. Para el Ejército chileno, los activistas descritos eran “enemigos internos capaces de desestabilizar el orden del país y afectar la seguridad nacional”.

Camilo Katrillanca fue asesinado a sangre fría al interior de su propia comunidad. Los días que siguieron fueron confusos; declaraciones, errores, mentiras y un estricto blindaje del gobierno a Carabineros. La Unidad de Inteligencia Operativa Especializada de Carabineros (UIOE) seguía los pasos de Camilo y de los dirigentes de la Alianza Territorial Mapuche. A pesar de todos los montajes y evidentes tergiversaciones de los hechos, los desastres de la Operación Huracán y posteriores indagaciones demostraron que efectivamente Camilo fue asesinado a sangre fría estando desarmado. El creciente cuestionamiento a Carabineros fue efervescente y cada episodio fue más contradictorio, las comunicaciones confusas y fascistas de Larroulet no ayudaron a La Moneda.

Chadwick, Piñera, Carabineros, Agentes del Estado… Lo mataron, a Camilo lo asesinaron.  

Colombia 2020, la cantidad de dirigentes, líderes sociales e indígenas asesinados asciende a 275. La matanza es sistemática y cruel, amanecen muertos, son perseguidos y ejecutados. La última mujer en ser asesinada era Carlota Salinas, dirigenta por los derechos de las mujeres en la Organización Femenina Popular (OFP). Hombres armados llegaron hasta su hogar en San Pablo, la obligaron a salir y la asesinaron en plena calle. Todo esto ocurría el 24 de marzo al sur de Bolívar, en el primer día de cuarentena por Coronavirus (COVID-19).

La Dirección de Inteligencia de Carabineros DICAR fue la primera institución en sumar efectivos a la DINA, la policía secreta de Pinochet que operaría con total impunidad. El Decreto de Ley N°521 del Régimen militar catalogó a la DINA como un “organismo militar de carácter técnico profesional”, su misión principal fue reunir toda la información a nivel nacional, proveniente de los diferentes campos de acción, con el propósito de producir la inteligencia que se requiera para la formación de políticas, planificación y adopción de medidas que procuren el resguardo de la “seguridad nacional y el desarrollo del país”.

Octubre en llamas

El país explotó y no se la tragó más, el 18 de octubre Chile despertó acusa el canto popular y en adelante la movilización se tomó las calles de región a región. El clamor del pueblo se hizo oír en grandes masas, las paredes se tejieron entre letras y mensajes de protesta, las imágenes y el color inundó el espacio público. Agitación, expresión social en cada esquina, en los siguientes días abundante desarrollo de la empatía y del amor incondicional, un compromiso solidario con la dignidad nacional.

La zona 0, estoica y alzada en el centro de las miradas, de acá, de allá, de aquel lado y del otro, de todos lados miraban la efervescencia que emanaba desde el centro del emblema, el tan querido “Perro mata pacos” recorrió junto a nosotros el centro de la dignidad nacional. En el aire las alegres imágenes, eran reconfortantes y devolvedoras del espíritu luchador, mientras el colectivo Las Tesis con su intervención “un violador en tu camino” mostraba la impunidad de los abusos sexuales y la violencia de género, performance que fue replicada en todo el mundo mostrando el colapso del sistema patriarcal y la reivindicación del movimiento feminista como parte del despertar de conciencias que traspasa las fronteras.

Entre 1974 y 1977 las violaciones a los DDHH estaban en pleno auge, las victimas se caracterizaron según el Informe RETTIG en todos los estratos:

  • Mapuches, campesinos muertos y asesinados, también muchos de ellos sufrieron desapariciones forzadas.
  • Activistas políticos y militantes, prácticas represivas e innumerables violaciones a los DDHH, ejecuciones y desapariciones forzadas, siendo el MIR el más afectado.
  • Víctimas del uso indebido de la fuerza, mutilaciones y tortura a manos de agentes del Estado, sin evidencia de motivaciones políticas aparentes.

En Hualañe se vio nacer una luz, su nombre era Macarena Valdés, mujer y madre con espíritu de guerrera. Rubén Collio y Macarena pertenecían a la comunidad local Newen, en los poblados cercanos se agredía a la tierra y para el mapuche la ñuke mapu no está sola. El proyecto de la Central hidroeléctrica de Paso en el río Tranquil avanzaba en las aprobaciones, Rubén Collio, quien era Werken de su comunidad, salió a la disputa junto a su familia. La disputa se dio entre constantes amenazas, acoso e intimidación hacia las comunidades.

La luz se apagó un 22 de agosto de 2016, Macarena fue encontrada por su hijo, sin vida suspendida de una viga en su hogar en Panguipulli; la Negra tenía 32 años.

La hipótesis indicaba que la escena correspondía a un suicidio, todas las pericias avanzaban en esa línea, el SML determinó que fue “asfixia por ahorcamiento”, se indagaron los perfiles psicológicos y determinaron que la causa fue una depresión, dando por cerrado el caso. No obstante, el peritaje realizado por el doctor Ravanal reabre el caso y el fiscal a cargo pasa a recatalogarlo de suicidio a “hallazgo de cadáver”, lo que dejaría abierta la posibilidad de considerar la participación de terceros.

El 11 de mayo de 1983 fue una intensa jornada de protesta nacional, la Confederación de Trabajadores del Cobre, sindicatos y opositores políticos al régimen de la dictadura, se organizaron para efectuar la primera jornada de muchas que se dieron ese año y el próximo. Días antes, se podían encontrar los panfletos que incitaban a no protestar y salir a apoyar la causa. Ese día la represión fue fuerte y severa, en plena dictadura no se escatimaba en el número de muertos, todas las jornadas terminaban entre llantos y asesinados, en las poblaciones, tanquetas, cucas y pacos las recorrían sembrando balas.

En nuestro colonial país neoliberal, sumergido en el culto al dinero, prontamente la resistencia y la represión estatal llegaron para instalarse en defensa del capital, la oligarquía, los intereses y los privilegios. La lucha de clases en extrema expresión, desde la lucha callejera al privilegio de la posición política de muchos de aquellos que nos han traicionado.

La derecha no dudó en utilizar todo argumento para que volviera el “toque de queda”. Otra vez los milicos en las calles. Hubo muertos y otros desaparecidos que aparecieron quemados.  

La transversalidad de la explosión se extendió y expandió, solidez en la instalación y liquidez para fluir en los diferentes puntos de confrontación. La primera línea guerreando a sol y sombra mientras la represión sacaba pedazos y se incrustaba en los ojos, la sangre se derramaba entre un tóxico blanco absoluto.

Los políticos acomodados agasajados en privilegios criminalizaron la protesta. Hacer barricadas ahora es ilegal, ¡la expresión política y social es ilegal, rayar las paredes y hasta hacer arte callejero es ilegal! 

Favorablemente para ese despertar, nuestra conciencia está más alerta y nuestros ojos están atentos a ver la verdad, nuestra atención dejó de centrarse en lo tradicional de las comunicaciones y creció nuestra capacidad de expresión y de crítica.

El virus les llegó para caer del cielo, amenazando con la muerte en un desastroso sistema público, en el Chile que combatimos te mueres si no tienes dinero mientras el Estado mira cómo te mueres sin hacer nada. El coronavirus llegó para evidenciar lo que el estallido social denunciaba a gritos; el pasado fin de semana a un médico de 61 años lo trasladan desde Temuco a Santiago en un avión de la Fach, para darle atención urgente mientras un fotógrafo de 34 años muere por no haber recibido la atención oportuna y negarle el examen de detección de Covid en dos consultorios de Puente Alto. Por eso y mucho más, es que pasado el riesgo habrá que retomar posiciones, fortificados, unidos y vibrando solidariamente en amor.

La intención de este artículo es enlazar momentos históricos de la memoria de un pueblo con nuestros tiempos a través de la práctica de la violencia por agentes del Estado durante ese tiempo, buscamos respuestas y justicias, consideramos necesario rememorar el rol del Estado en ejercer la persecución y la antigua y secreta práctica de los servicios de inteligencia.

En memoria de los y las caídas.

Base histórica. Archivos de memoria e Informe RETTIG.

Enlace datos Colombia:

https://pacifista.tv/notas/lideres-sociales-asesinados-inicio-implementacion/

(Visited 866 times, 1 visits today)

Te podría interesar:

Post A Comment For The Creator: impulsoweb

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *